¿PARA QUÉ SIRVE EN UN PROYECTO LA FIRMA DEL PROMOTOR?

La firma en los proyectos

Me consulta el autopromotor de una vivienda unifamiliar. Me dice que una vez aceptados los croquis que su arquitecto le presentó, éste ha procedido a redactar el proyecto que va a servir para la construcción del edificio.

Y cuando ha terminado de confeccionarlo, le sorprende que le haya citado para que ponga su firma en todos los planos y demás documentos que integran el proyecto.

Me indica que no entiende que tenga que firmar documentos de los que desconoce la magnitud de las palabras, los dibujos y los cálculos que ellos se expresan.

Dudas sobre la firma del promotor en un proyecto

Me hace una serie de preguntas con el fin de que le aclare la situación:

¿Por qué tiene que firmar el proyecto el cliente, si el autor es el arquitecto?

¿Que significa la firma del promotor en un proyecto?

¿Si firmo la documentación, me hago coautor del proyecto?

Lo que significa la firma del arquitecto en un Proyecto

Partimos de que el arquitecto puede redactar un proyecto de modo separado a nivel de “proyecto básico” y “proyecto de ejecución” o de modo conjunto a nivel de “proyecto básico y de ejecución”.

Una vez redactado el proyecto, tanto en un caso como en el otro, el arquitecto ha de proceder a acreditar su autoría mediante su firma. Esta firma puede realizarla de modo digital o por escrito y aparecerá reflejada en todos los documentos y planos que componen el proyecto.

El hecho de la firma del arquitecto supone la rúbrica a la documentación confeccionada por él como autor y con ella, se reconoce como responsable de todo lo que se expresa y se define en el proyecto.

Lo que significa la firma del promotor en un Proyecto

Pero además, el arquitecto le requiere al promotor para que también coloque su firma en una copia del proyecto con independencia del nivel al que haya sido redactado.

Es importante aclarar que esta firma el promotor no implica corresponsabilidad en cuanto al contenido del proyecto, sino que debe entenderse como algo equivalente a un visto bueno aprobatorio de la documentación redactada.

Esta aprobación supone que el promotor da su conformidad a las características del edificio proyectado por corresponderse con las condiciones expresadas en el programa de necesidades que en su día como promotor le propuso al arquitecto.

Queda claro, por tanto, que el promotor no asume ninguna responsabilidad sobre el contenido, lo cual sería absurdo al tratarse siempre de alguien profano en la materia.

Pero, sin embargo, el hecho de la firma del promotor es importante para el arquitecto redactor del proyecto porque de este modo tiene la aceptación de aquél a las características del edificio proyectado, entre las cuales conviene destacar:

Su conformidad con la distribución y la organización de las dependencias que lo componen

Su conformidad con la volumetría del edificio y la imagen arquitectónica de sus fachadas

Su conformidad con las soluciones constructivas utilizadas y los materiales elegidos

Su conformidad con la magnitud presupuestaria prevista de las obras a realizar

Leave a Comment

¿Alguna pregunta?

Puedes envíame tu consulta y te contestaré lo antes posible

Start typing and press Enter to search