10 SENCILLAS NORMAS PARA EL USO CORRECTO DE LOS EDIFICIOS

Muchos ciudadanos no saben usar correctamente sus edificios

En una Mesa Redonda en la que participé, se planteó el desconocimiento que los ciudadanos tienen sobre cuál debe ser el uso correcto de los edificios.

Desde que nacemos, todos somos usuarios de edificios. Como ya indiqué en otra entrada de este blog, el 85% de nuestra vida la pasamos en el interior de edificios.  Lo más sorprendente es que los usuarios de edificios están obligados a su adecuado mantenimiento, sin que nadie les enseñe previamente cómo deben hacerlo.

El mal uso lo pagan los propietarios y los usuarios

Siempre he pensado que los usuarios de edificios deben conocer al menos unas pocas normas para utilizar correctamente los edificios que habitan. Y a veces por desconocimiento de esas normas, realizan actuaciones perjudiciales para su conservación.

Las consecuencias de un mal uso de los edificios revierten sobre sus propietarios y usuarios. Un edificio mal usado es un edificio mal conservado.

Usar mal un edificio supone una peor calidad de vida, un gasto en reparaciones y una reducción de su valor de mercado.

Basta un decálogo para usar mejor los edificios

De este modo, lejos de la profundidad de los manuales especializados en esta materia, entiendo que usaríamos mejor los edificios si tuviéramos aprendidas y asimiladas, estas diez sencillas normas:

1.- Nunca hagas reformas que afecten o puedan afectar a la estructura de tu edificio sin la intervención de un técnico competente.

2.- Mantén el interior del edificio a temperatura acorde con la época del año y ventílalo todos los días de modo regular.

3.- Controla la correcta estanqueidad de todas las puertas y ventanas exteriores.

4.- No obstruyas el funcionamiento de las rejillas de ventilación.

5.- Realiza periódicamente una limpieza racional de los elementos que integran la vivienda.

6.- Evita el desarrollo de humedades que actúen sobre la estructura o las instalaciones del edificio.

7.- Revisa periódicamente la existencia de obstrucciones en canalones y sumideros.

8.- No alteres los elementos que componen la instalación eléctrica sin la intervención de un técnico competente.

9.- Cada año, purga los radiadores al iniciar su periodo de funcionamiento.

10.- No utilices los inodoros como vertedero ni con productos que se autocalifican como biodegradables.

Comments
  • Avatar
    agustín
    Responder

    Qué bien se entienden las cosas cuando se explican de una manera tan clara. Enhorabuena.

Leave a Comment

¿Alguna pregunta?

Puedes envíame tu consulta y te contestaré lo antes posible

Start typing and press Enter to search