¿CÓMO INICIAR LA PROMOCIÓN DE UNA VIVIENDA UNIFAMILIAR O UN PEQUEÑO BLOQUE DE VIVIENDAS?

La aventura de iniciar una promoción inmobiliaria

Me consulta una persona que tiene la intención de poner en marcha una pequeña promoción de cuatro viviendas en un solar que su esposa ha heredado en el pueblo de sus antepasados.

Me comunica que lo afronta como una nueva experiencia. Confía que partiendo de la ilusión que va a poner en ello, la aventura que va a iniciar le dé más satisfacciones que sinsabores.

Dudas de un promotor antes de comenzar su primer edificio

Antes de dar el primer paso, me solicita que le indique lo siguiente:

¿Por dónde debo empezar?

> ¿A quién tengo que contratar primero al arquitecto o al constructor?

La relación de confianza que debe existir entre un promotor y su arquitecto y su aparejador

La construcción de un edificio requiere inevitablemente depositar la confianza en un equipo técnico formado por un arquitecto y un arquitecto técnico.

El arquitecto desarrollará dos funciones. Primero confeccionará el proyecto donde se ha de concretar y resolver técnicamente el programa de necesidades que le proponga el promotor y luego, conjuntamente con el arquitecto técnico, procederán a la dirección facultativa de la obra de construcción.

Por ello, mi recomendación es empezar por encontrar un arquitecto y un arquitecto técnico que hayan colaborado entre sí en trabajos anteriores. La sinergia derivada de ese trabajo previo en equipo, será muy importante en los momentos en que haya que tomar decisiones sobre circunstancias imprevistas o fortuitas que se pueden producir en el transcurso de las obras.

Cuando el promotor percibe que el equipo formado por arquitecto y arquitecto técnico comprende sus planteamientos y le transmite la seguridad de que son capaces de convertirlos en realidad, se deberán formalizar con cada uno de ellos, un contrato de prestación de servicios donde queden claramente expresados el alcance de los trabajos a realizar por cada uno de ellos y sus condiciones económicas.

A partir de ese momento, el arquitecto y el arquitecto técnico serán los que defiendan los intereses del promotor frente a los del constructor y los de los subcontratistas tanto en la fase de contratación, analizando las ofertas presentadas, como en la fase de ejecución, dando las órdenes necesarias en línea con el proyecto y las intenciones planteadas por el promotor.

Showing 3 comments

Leave a Comment

¿Alguna pregunta?

Puedes envíame tu consulta y te contestaré lo antes posible

Start typing and press Enter to search