In LAS CONSULTAS

Me consulta un joven arquitecto. Me indica ilusionado que le han encargado su primer proyecto y reconoce su falta de experiencia en la parte burocrática del trabajo profesional.

“Está claro que la teoría la domino pero hay muchos aspectos prácticos que no se aprenden en las Escuelas de Arquitectura como:”

> ¿Cuál es la diferencia entre Estudio de Seguridad y Estudio Básico de Seguridad?

> ¿En qué proyectos se redacta uno u otro?

> ¿Lo puede firmar el mismo Arquitecto redactor del Proyecto?

Mi respuesta es:

La normativa sobre seguridad y salud en las obras de construcción está establecida por el Real Decreto 1627/1997. En base a éste, de modo paralelo al proyecto se ha de redactar un documento que permita evitar los accidentes laborales que se puedan producir durante la ejecución de la obra proyectada.

Este documento se puede concretar a dos niveles:

Estudio (completo) de Seguridad y Salud compuesto de 5 partes cuyo contenido de modo resumido es:

1.- Memoria descriptiva con los procedimientos, equipos técnicos y medios auxiliares que han de utilizarse con indicación de los riesgos laborales a evitar y las medidas preventivas y de protección técnicas tendentes a controlar y reducir dichos riesgos.

2.- Pliego de condiciones con las normas legales y reglamentarias aplicables a la obra y las prescripciones a cumplir en la utilización de máquinas, útiles, herramientas, sistemas y equipos preventivos.

3.- Planos que desarrollen gráficamente las medidas preventivas definidas en la Memoria.

4.- Mediciones de todos los elementos de seguridad proyectados.

5.- Presupuesto que cuantifique los gastos previstos para la aplicación y ejecución del estudio de seguridad y salud.

Estudio Básico de Seguridad y Salud integrado por un único documento cuyo contenido de modo resumido es:

1.- Relación de las normas de seguridad y salud aplicables a la obra con indicación de los riesgos laborales a evitar y las medidas preventivas y de protección técnicas tendentes a controlar y reducir dichos riesgos.

El citado Real Decreto determina también las obras en las que no se puede hacer un Estudio Básico, por lo que hay que redactar obligatoriamente un Estudio (completo) de Seguridad y Salud. Estas obras son aquéllas en las que se dé alguno de estos 4 supuestos:

> Supuesto 1º: Presupuesto de ejecución por contrata igual o superior a 450.759,07 € (75.000.000 pta según el texto original).

> Supuesto 2º: Duración estimada superior a 30 días laborables, con empleo simultáneo de 20 ó más trabajadores.

> Supuesto 3º: Volumen de mano de obra estimada superior a 500 días de trabajo.

> Supuesto 4º: Obra de túneles, galerías, conducciones subterráneas o presas.

En las obras de edificación, el más restrictivo de ellos es el supuesto 3º, por cuanto el volumen de mano de obra correspondiente a 500 días de trabajo se corresponde con presupuestos en torno a 120.000 €. Esta es más o menos, la cifra que establece la frontera entre uno y otro documento.

El redactor del estudio de seguridad y salud ha de ser un arquitecto o arquitecto técnico y en principio, lo más conveniente es elegir al arquitecto o al arquitecto técnico que van a intervenir en la obra o a otro profesional que colabore de modo habitual con ellos.

El redactor del estudio de seguridad y salud deberá entregarte a ti como promotor, tantas copias visadas del mismo como ejemplares se hayan confeccionado del proyecto.

En el caso de que el redactor del estudio de seguridad y salud sea el mismo que el arquitecto autor del proyecto, la documentación se puede incorporar al proyecto de ejecución y se visará de manera conjunta.

Luis Jurado
Arquitecto especializado en divulgación sobre edificios en Jornadas, Cursos y Medios de comunicación
Recommended Posts

Leave a Comment

¿Alguna pregunta?

Puedes envíame tu consulta y te contestaré lo antes posible

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search