In LOS CASOS

Es un caso real en cuya reclamación judicial, tuve que intervenir como perito. Tenemos delante la fachada de ladrillo visto de un edificio de viviendas en la periferia de Madrid. Pero se trata de una fachada muy original.

Se me ocurre pensar que los albañiles no tenían a mano la sierra radial para cortar los medios ladrillos que necesitaban en las hiladas impares y… luego retiraron los andamios y el aparejo se quedó sin terminar.

Y a los ladrillos les pasó lo que a “la Tarara”.

> Un ladrillo, sí.

> Un ladrillo, no.

> Un ladrillo, madre; me lo bailo yo.

Y al entregar la obra, supongo que debía de ser un día de mucho sol y todos los técnicos iban con una gorra de visera y no podían mirar para arriba.

Lo cierto es que la fachada ahí permanece y habrá quien piense: ¡Qué originales son algunos arquitectos diseñando las esquinas…!

Luis Jurado
Arquitecto especializado en divulgación sobre edificios en Jornadas, Cursos y Medios de comunicación
Recommended Posts

Leave a Comment

¿Alguna pregunta?

Puedes envíame tu consulta y te contestaré lo antes posible

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search