In LOS CASOS

A lo largo de mi ejercicio profesional, me han llegado consultas de usuarios de edificios que se quejaban de que a través de las rejillas de ventilación de sus cocinas, les llegaban olores de alimentos que ellos no estaban cocinando.

Me contaban que era como si tuvieran la cocina del vecino dentro de su propia casa.

Cuando este caso se produce, basta con observar el remate de la chimenea de ventilación situada en la cubierta del edificio para encontrar la causa del problema.

Cuántas chimeneas de ventilación nos encontramos que no superan la altura de la cumbrera o que están tapadas por algún obstáculo como la pared del torreón del ascensor.

Este obstáculo en determinadas condiciones de velocidad o dirección del viento, le obliga a éste a realizar un movimiento circular.

chimeneaComo consecuencia del movimiento circular, los humos no se liberan directamente hacia la atmósfera sino que chocan con algo equivalente a un tapón en el extremo superior de la chimenea, que produce el revoque del humo hacia el conducto de la chimenea. Al revocar, los humos en lugar de salir por el punto más alto de la chimenea, lo hacen por la rejilla más próxima, que suele pertenecer a la vivienda situada inmediatamente debajo de la cubierta.

Y al habitante de esta vivienda le toca doble ración de comida, la suya y la del vecino…

Luis Jurado
Arquitecto especializado en divulgación sobre edificios en Jornadas, Cursos y Medios de comunicación
Recommended Posts

Leave a Comment

¿Alguna pregunta?

Puedes envíame tu consulta y te contestaré lo antes posible

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search